Dieta afrodisíaca

El hombre a través de los siglos ha ido buscando los sistemas y las sustancias que potencien sus habilidades como amante, y una manera muy eficaz de conseguirlo es a través de la alimentación y la nutrición.

En las antiguas civilizaciones griega y romana ya hablaban de las propiedades de algunos alimentos en potenciar las virtudes del amor.

De hecho, los llamamos afrodisíacos en honor a la diosa del amor Afrodita, y se denomina así a toda sustancia que sea capaz de estimular o aumentar la potencia sexual.

Los griegos aconsejaban: trufas, cebolla, zanahoria, miel, huevos y pescado como el marisco.

A parte de estos alimentos, los romanos añadieron la ingesta de los genitales de algunos animales: burro, lobos y ciervos.

También en la edad medieval tenían alimentos afrodisíacos, aunque en esta época le daban mucha importancia a la carne.

Con el paso de los tiempos los alimentos que potencian el apetito sexual van variando y actualmente existen otros tipos de productos con este efecto tan particular.


Dieta afrodisíaca

Hoy en día estas listas de comida afrodisíaca han sufrido cambios.

A veces la comida no es suficiente. También se recomienda hacer una actividad física saludable y reducir los malos hábitos como el alcohol y el tabaco .

También es bueno adecuar el entorno en el momento de la ingesta de alimentos afrodisíacos para potenciar su poder estimulante.

Algunas ideas para mejorar el nuestro espacio sería usar una iluminación suave y velas que desprendan fragancias exóticas, y no debe faltar la música adecuada.

- Vamos a ver qué alimentos son los que hoy en día se cree que tienen poder afrodisiacos:

Por orden de importancia serían las ostras, rúcula, crustáceos, plátanos, queso parmesano, huevos, habas y chile.


- Por el contrario como alimentos no afrodisíacos,  que inhiben el apetito sexual, serían la  lechuga, pepino, bebidas alcohólicas y café.

No hay comentarios:

Publicar un comentario